Terapias Alternativas de Reynosa
"Un Mundo de Confianza para tu Salud"

Fundamentos

Fundamentos Científicos de las Medicinas Alternativas

En esta página intentaremos mostrar parte del trabajo que han desarrollado algunos científicos pioneros para explicar cómo y por qué las medicinas alternativas o complementarias realmente sí funcionan. Utilizaremos un lenguaje lo más simple posible para facilitarle a la mayoría la comprensión de los conceptos generales más básicos e importantes, sin perjuicio que para los que tengan una formación científica y deseen profundizar en este tema, desarrollaremos páginas anexas o haremos links con páginas de contenidos más complejos.

Hay que advertir previamente el hecho de que a pesar de haber un interés cada vez mayor por parte del público -y en consecuencia de los académicos- la ciencia y la medicina occidental no han logrado llegar todavía a una explicación oficial acabada respecto a las terapias alternativas, por razones que ya veremos. Tradicionalmente esto ha inducido a mucha gente a subestimar las medicinas alternativas por considerar que no son científicas. Otros cuantos piensan que son antagónicas a la medicina oficial y que incluso pueden ser contraproducentes.

Lo cierto es que las medicinas alternativas no pretenden ni oponerse ni desplazar a la medicina oficial. Por el contrario permiten complementar y enriquecer la terapéutica oficial, incorporando métodos de comprobada eficacia y de gran utilidad social, en una importante área de la salud que todavía la medicina oficial no cubre. De ahí que la expresión " terapias complementarias ", aunque menos utilizada parece ser más exacta que " terapias alternativas ", que sugiere la supuesta necesidad de optar por alguno de dichos sistemas de salud, en circunstancias que se pueden combinar ambos. 

En cuanto a su validez científica, las terapias complementarias están establecidas sobre bases experimentales sólidas, y de comprobación sistemática por parte de la población, de resultados positivos evidentes, a través de miles de años de práctica en algunos casos. 

Los profesionales de la salud que se han decidido a utilizarlas se han dado cuenta que con estos sistemas naturales de salud, es perfectamente posible aplicar también el método científico recurriendo a la observación, el análisis, la comparación, la experimentación, la inducción, etcétera, al igual que en el campo de la medicina oficial. 

El quid del desencuentro de la ciencia y de la medicina oficial con las explicaciones para las medicinas alternativas, parece radicar en un área que tiene que ver más bien con física moderna, y la dualidad onda-partícula en la estructura de la materia. 

En efecto, podemos tomar de base, por ejemplo, el excelente trabajo de más de 30 años desarrollado por el doctor Richard Gerber, condensado en sus obras: "LA CURACION ENERGETICA - La revolucionaria medicina vibracional" (1988) y la más reciente " LA CURACION VIBRACIONAL" (2000) 

En el primero de estos voluminosos textos, y ya en el año 1988, el doctor Gerber nos hablaba de revolucionarios conceptos - compartidos por otros pocos científicos de avanzada - de la existencia en el ser humano de una condición multidimensional, vale decir de la presencia de cuerpos energético sutiles, duplicados o moldes energéticos, que ubicados en otras dimensiones de espacio-tiempo, se interconectan, se interpenetran y se traslapan con el cuerpo físico. 

La importancia que reviste la existencia de estos cuerpos energéticos, sutiles o cuerpos dimensionales, es extraordinaria y decisiva para la salud humana, porque es precisamente en estos cuerpos sutiles donde a partir de conflictos emocionales profundos y no resueltos, se originan la gran mayoría de las enfermedades. Por lo tanto es llegando a esos niveles profundos desde donde se pueden revertir estas dolencias, incluyendo las más graves. Es en este ámbito entonces donde las llamadas Medicinas Alternativas pueden realizar un aporte significativo al bienestar de las personas. 
 
CUERPOS SUTILES (ESTRUCTURA MULTIDIMENSIONAL)
 
cuerpos sutiles  
Si todo lo anterior a muchos les puede parecer osado, sin embargo lo más audaz para la época en que el Dr. Gerber escribió su libro, fue su aseveración de que estos cuerpos sutiles además están conformados por ondas o vibraciones más rápidas que la velocidad de la luz, lo que normalmente impide que los podamos percibir con nuestros 5 sentidos . 
Dichos sentidos sensoriales están diseñados para captar cierto rango my limitado de frecuencia y velocidad de las ondas, y son éstos sentidos los que nos proporcionan una sensación de solidez de la materia que conforma nuestro cuerpo físico. Sin embargo esta supuesta solidez de la materia es aparente, ilusoria o "virtual", considerando que las partículas atómicas están a grandes distancias unas de otras y que todas ellas exhiben un comportamiento doble: en algunos experimentos se muestran como partículas sólidas y en otros, se comportan como ondas. De esta consideración se deduce que nuestros cuerpos sutiles también podemos considerarlos como reales, concretos y "sólidos", sólo que por estar conformados por una materia más sutil, no alcanzamos a percibirlos con nuestro sentidos normales. 

Por cierto que en el año 1988, la aseveración de que podía existir algo más veloz que la luz, constituía una herejía para gran parte de la comunidad científica, que todavía hoy sólo acepta el postulado de Einstein que asevera que tal velocidad de la luz, "c"(de apróximadamente 300.000 kilómetros por segundo) es insuperable. 

Sin embargo el 20 de Julio del 2000, en la revista de ciencia Nature, se publicó un artículo en que el físico nuclear Lijun Wang, mas dos colegas del Instituto de Investigación de la NEC, en Estados Unidos, dieron a conocer un experimento en que a un micropulso de rayo láser lograron imprimirle un equivalente a 300 veces la velocidad de la luz, dentro de un recipiente con gas de cesio enrarecido